lunes, 3 de septiembre de 2018

Mis poemas: Gestos para no perder la esperanza


Foto mía París 2016

Gestos para no perder la esperanza

la luz
irrumpe desde el eje
de tus nudos

y con su halo
alimenta
tu precario
equilibrio

sazona de endorfinas
ambos hemisferios

y ratifica
con confianza
la voz inaudita
de tu instinto

hay que estar atento
al estruendo
que emite
la batalla cotidiana
porque a veces
enajena el corazón
y estruja el pensamiento

con el vértigo
de cada vibración
enciende la flama
que subleva los sentidos

porque el movimiento se gesta
desde la oscuridad
y da paso a un nuevo intento


Mis poemas: María GERMANA MATTA

viernes, 17 de agosto de 2018

Soledad Castresana - poemas


Imagen ColeThompson - Flaming Dahlia

Canción de cuna

No voy a cantarte porque cada sonido que sale de esta boca resuena en mi pecho, en el 

tuyo y en la caja oscura de tu cuarto. Entonces, todos los muros se llenan de ruido y ya 

no puedo cerrar los ojos.

No voy a cantarte porque no hay luz y tengo miedo de las palabras que no duermen.

De: Contra la locura


Nuestra casa


Ella tiene miedo de que ese señor triste con los brazos estirados clavado en la pared se 

le caiga en la cabeza mientras duerme.

Esta nunca fue nuestra casa, le digo. Estos miedos no son nuestros.


De: Contra la locura


La certeza

Como cuando en la oscuridad los ojos se adaptan a ver en las sombras el contraste de 

grises y texturas para adivinar los filos y las puntas de las cosas, así nosotras, 

envueltas en la noche de nuestro cabello, nos entregamos a los hijos siempre 

hambrientos con la certeza de que un día va a pasar un hilo de luz que volverá la casa a 

su antiguo espesor.

La supervivencia del más leve


Una libélula persigue a un colibrí.

Fascinada

intento sumarme al cortejo

y olvido

la gravedad de la especie.


de: Selección natural


DE LEJOS

donde los troncos

cambian a ceniza

se sostiene la ronda

una chispa es el origen

del equilibrio

pero alguien

lanza al aire un desafío

y otro

invade el centro

se inclina sobre la luz

que le cierra la frente

todo cabe en el fuego

todo toma su forma

los dedos

la piel del brazo

penetran las llamas

arde el miedo

de lejos

se huele la mano

un silencio enorme

abre los rostros

después del grito

el horizonte se revuelve

ahoga al viento

espanta a los animales del aire

huyen los que pueden correr

y se comprime el cielo como un pozo

solos

en medio de la noche

sin caballos

Biografía

Nació en La Pampa Argentina 1979 – Ha publicado los poemarios: Carneada 2007, 

Selección natural 2011 y se han incluido poemas suyos en diversas antologías. Recibió la 

primera mención en el Premio Internacional de Poesía Paralelo Cero 2014 Ecuador.

Publicaciones:

Carneada (Alción, 2007)

Selección natural (Fondo Editorial Pampeano 2011)

Contra la locura (El Ángel Editor, 2015)

Poemas en diversas antologías:

Poetas argentinas 1961-1980 (del Dock, 2007)

Última poesía argentina (En danza, 2008)

Un libro oscuro (Bajo la luna, 2011)





sábado, 30 de junio de 2018

Mis poemas: Alzheimer

Imagen de Rosh de la red
Alzheimer

una chispa
a punto
de apagarse
la cadena neuronal
en lenta agonía

sed y hambre
de la memoria

el tiempo

agujero negro
que todo lo engulle

y ese abismo
sin paisajes
asomando
por sus ojos.

María Germana Matta

jueves, 14 de junio de 2018

Cinzia Marulli - poemas


Imagen de Dominique Fortin
Os dejo tres poemas de Cinzia Marulli, con la belleza de un suspiro:

Es hermoso el círculo
porque no termina nunca
porque cada punto de la circunferencia
está equidistante del centro
porque es redondo
como el vientre preñado de una madre.

*

E’ bello il cerchio
perché non finisce mai
perché ogni punto sulla circonferenza
è equidistante dal centro
perché è tondo
come il ventre pregno di una madre

****

Escribo porque siento la luz hacerse espejo
porque busco el camino
que me lleve a un destino sin llegada
a un bosque que huela a bosque,
porque me siento una bellota
diseminada en la tierra
escribo porque florezco como un hibisco al sol
porque mi voz no es suficientemente
fuerte para gritar en la tempestad que me sacude.

Escribo porque un día un amigo
me regaló una pluma haciéndome creer
que era una varita mágica.

*

Scrivo perchè sento la luce farsi specchio
perchè cerco il percorso
che mi porti ad una meta senza arrivo,
ad un bosco che odori di bosco,
perchè mi sento ghianda
dispersa nella terra
scrivo perchè fiorisco come un hibiscus al sole
perchè la mia voce non è abbastanza
forte da urlare la tempesta che mi scuote.

Scrivo perchè un giorno un amico
mi regalò una penna facendomi credere
che fosse una bacchetta magica.

***

Hay una luz leve
a lo largo del camino de Santiago
donde los pies sangran soledad
mientras pisotean
las migajas dejadas para memoria

Y en el temblor de las manos
de manos que rezan
el hombre va, imparable,
en busca de aquel más allá
que de un sentido a cualquier cosa

El deseo de tropezar
en una raíz que germine el bien
que pueda romper el estruendo de las guerras
es la fuerza que empuja

el don esperado, aquel sentimiento blanco
bajo la tierra movida por el coraje
en las heridas que dejan gotear el ungüento sagrado
acaso no se conquiste nunca.

En fin
todo se explica, que el peso del mundo
el absurdo peso de tanta piedra
carga sólo sobre una pobrísima corona de espinas.

*

C’è una luce lieve
lungo il sentiero di Santiago
dove i piedi sanguinano solitudine
mentre calpestano
le briciole lasciate a memoria

E nel tremore delle mani
di mani che pregano
l’uomo va, inarrestabile,
alla ricerca di quell’oltre
che dia senso a ogni cosa

Il desiderio di inciampare
su una radice gemmante di bene
che possa rompere il fragore delle guerre
è la forza che sospinge

Il dono atteso, quel sentimento bianco
sotto la terra smossa dal coraggio
nelle ferite che colano l’unguento sacro
forse non si conquisterà mai.

In fine
tutto si spiega, ‘che il peso del mondo
l’assurdo peso di tanta pietra
grava solo su una poverissima corona di spine.

Cinzia Marulli  - TRADUCCIÓN DE EMILIO COCO

Biografía
Cinzia Marulli nació en Roma en 1965. Poeta editora y traductora. También ha experimentado con diversas formas artísticas como la música, pintura y vídeo arte,
Ha publicado los libros de poesía Agave (LietoColle, 2011), Las mantas de Dios/ Le coperte di Dio (Progetto Cultura, 2013, con introducción de Mario Meléndez y traducción de Emilio Coco), Percorsi (La Vita Felice, 2016, con nota critica de Jean Portante), La casa delle fate (La Vita Felice, 2017, con nota critica de Marco Antonio Campos).
Organiza y coordina eventos y encuentros poéticos. Dirige la colección de cuadernos de poesía Le Gemme de la editorial Progetto Cultura.
En la actualidad traduce al italiano algunos de los más representativos poetas chinos contemporáneos.



domingo, 10 de junio de 2018

Anne Waldman - La grieta del mundo


Anne Waldman & Fast Speaking Music

Anne Waldman – Poema: "La grieta del mundo"
La semana pasada estuve en el FESTIVAL POETAS, en el Matadero de Madrid, organizado por Arrebato Libros y Matadero Madrid, contó con la presencia Anne Waldman & Fast Speaking Music, Anne Waldman forma parte de la generación Beat de poesía.
Escuchar su poesía y su Fast Speakin Music, fue un verdadero privilegio, ya que Anne Walman tiene una impactante presencia en el escenario, sus poemas cantados y apoyados por sus músicos hacen temblar el escenario. La fuerza poética de Anne Waldman reside en su compromiso con el mundo  y su activismo político. Cuenta con una reconocida trayectoria con más de 40 libros publicados.

Para muestra os dejo con el poema “La grieta del mundo” y os invito a escuchar su voz con la lectura en versión original del poema “Crack in the World” (La grieta del mundo). 

La grieta del mundo

Observo la grieta del mundo
Mi cuerpo lo piensa, observa la gigantesca grieta del mundo
Mi cuerpo lo hace para que yo vea
La sangre fluye a través de la grieta del mundo
Cuerpo, envía tus ríos hasta la luna
Cuerpo retuérceme hasta la fuente de la luna
Me hace girar bajo la ola
Construye la estructura para crear un bebé y luego
Lo derriba de nuevo
La arquitectura del cuerpo-útero me persigue
Siempre hay alguien que observa el flujo ancestral
Mi mente se retuerce
El óvulo no ha fertilizado
Observo la grieta del mundo
Los pensamientos se entrecruzan en mi cuerpo
Él no debe reprimirme
Debo seguir sola esta noche
Que ningún hombre me toque
Hay una herida en mí, esta noche veo la herida del mundo
Me mantiene entera, pero ahora me divide
Afuera sobre la tierra, para sangrar
Afuera sobre la calle, para sangrar
Sobre la nieve, sangre
Esto es una canción de América del Sur
Huele a adelfa
O acaso una canción de cactus
Canto una rosa de sangre una rosa en la entrepierna
¡oh, piernas abatibles!
Mi cuerpo me ha subyugado a esto
Mi cuerpo está enajenado por esto
Es el endometrio que se derrumba
Estoy comprimida bajo la presión de mi corazón
Es la vida que persigue la grieta del mundo
Entre mundos
Entre pensamientos
Un soplo desocupado
Las palabras no bastan
El óvulo no sido fertilizado
El hombre no lo ha hecho
Yo cubro todas las eventualidades
La maliciosa
O la puritana que pisa un mundo fecundo
Las palabras cantan a la caída del endometrio
Las palabras bajan hasta mi vientre
La espalda se hincha, coloca mi cuerpo junto a la tierra
Esto es periódico
Llega con la luna llena
Dejadme aullarle a la noche
Que ningún hombre me toque
No pretendas comprender mi alma esta noche, hombre,
Nadie quiere estar cerca de esta fábrica,
Esta hermosa máquina,
Tu compañía no será bienvenida.
Mi cuerpo flexible imagina la grieta
El cuerpo lleno de humos
Observa la grieta del universo
Esta maldición, gloriosa en mí
No vengas a mi hogar
No me esperes a tu puerta
Visto los trapos del celibato
Mi corazón antropocéntrico vislumbra
Una grieta en el mundo esta noche
Es el cuerpo de una mujer alargada
Que se quiebra en el ciclo de vida y muerte
Es la rauda proliferación de células
Que se prepara para morir
Yo construyo el mundo y lo mato mes a mes
Ofrezco mis entrañas a la luna
El óvulo no ha sido fertilizado
La arquitectura me persigue
Piernas plegables debéis cargar con el peso del mundo
Tú, aléjate de mí
Voy a subyugarte con mi aroma
De vida y muerte
Vosotros que eyaculasteis en la grieta de mi mundo
Hombres que salisteis de mí, apartaos ahora
Las palabras salen de mi vientre
Gimen mientras el mundo se hace añicos
El cuerpo hechizado
El cuerpo hecho de esto

El cuerpo usó las medidas de la mujer
Para explicar la ferocidad del presente
Que camina sobre la periferia del mundo.

Anne Waldman
Traducción de Annalisa Marí Pegrum

Fuente: Beat Attitude – Antología de mujeres poetas de la generación beat
Editorial: Bartleby Editores – Edición bilingüe
Traducción, selección y prólogo de Annalisa Marí Pegrum – Edición 2015

Biografía
Anne Waldman nació en Nueva Jersey – Estados Unidos 1945. Poeta, activista y feminista. Forma parte de la generación Beat de poesía.
Es un miembro activo del movimiento Outrider de poesía experimental, y se ha conectado al movimiento beat y la segunda generación de la Escuela de Nueva York.
Desde 1968 a 1978 fue directora del St. Mark's Poetry Project (asociación cultural por la que han transitado los autores más representativos de la poesía norteamericana de las últimas décadas.
Junto con Allen Ginsberg fundó Jack Kerouac School of Disembodied Poetics, ahora dependiente de la Universidad de Naropa en Bulder, Colorado, donde ejerce de profesora de poética. Waldman también ha sido profesora visitante en el Instituto de Artes de Indios americanos de Santa Fe y consultora por el Pražská Proyecte Skola de Praga, y ha impartido clases en numerosas escuelas y colegios de EEUU y en el extranjero.
Más allá de su actividad literaria, Waldman no ha dejado nunca de banda su trabajo como activista cultural y su práctica del budismo tibetano, ambas facetas estrechamente conectadas con su poesía. Waldman entiende la lengua y la literatura como un acto político. Su compromiso con la poesía se extiende, más allá de su propio trabajo, con su apoyo a las comunidades de poesía alternativas. Waldman colabora regularmente con artistas visuales, músicos y bailarines.
Fuente biografía: Wikipedia
su página web: Anne Walman

jueves, 31 de mayo de 2018

Jazmina Caballero - poesía


Imagen de Tashaki Okada

Jazmina Caballero - poesía

Me parezco a las seis de la tarde.
Por eso, al anochecer no me encuentro



Cuando los fantasmas tejen mi casa,

se enredan en mi pelo como una cualidad

y el escombro del calendario me siente salobre:



Llévame, demonio

Llévame a cantar la muerte

Celebremos el castigo.



Llévame lejos entre los despojos,

hazme ceniza, sálvame del presidio,

Vuélveme hoja, sal.

Llévame, amor impúdico,

Violenta los principios de vivir a ciegas.



Demonio mío que bendice,

demonio que pierde al mundo,

Sálvame que solo tú

Vociferas en mi pequeño infierno.

****

Es tiempo de buscar las flores preferidas,
los ataúdes, la tierra.
Es tiempo de enterrarlo todo.
Todo terminó.
Una enfermedad incurable sería benigna.

Todo será extravagante: el duelo,
la soledad, las condolencias,
todo será obsesivo
arrancando tu piel añadida a mi cuerpo 
y la mía al tuyo,
deshaciéndonos el uno del otro.
Aprenderemos a olvidar, quizás odiar,
y elegiremos la última sonrisa,
porque ya sabemos
de qué moriremos.
Todo está maldito:
la gente, las ciudades.
Todo lo mataste:
el suelo, los escarabajos.
Todo es sombra bastarda.
Todos son ciegos.
Me cierro para obviarte 
y en cada rendija de las casas está tu egoísmo,
tu miseria.
Todo desapareció;
las criaturas mojadas
enredadas en la telaraña.
Todo está maldito
por donde pasaste.
Huyo; 
todo es azufre,
todo gritos.
Sálvenme 
de las migajas.
Todo lo mataste:
la gula, la ira.
Nada queda,
ni Dios para blasfemar.
Todo está maldito, cada hoja, la luna…
Todo está maldito
porque aquí estuviste.