jueves, 23 de junio de 2011

Mis poemas: Canción para una muchacha colgada de una rama

Imagen: Eaten by love - Mariana Palova



Canción para una muchacha colgada de una rama II



Una muchacha colgada de una rama

el sol dora tibiamente su corazón en off

a cada paso

por el agujero del mundo emerge

la pesadilla de sus guerras sin sentido

y sin embargo nada la conmueve

el mundo como una sombra agonizante

destilando belleza y espanto

que no la tocan

sus brazos mudos

tiritan

el runrún atolondrado de su pena

a la intemperie.



Una muchacha colgada de una rama

desliza su figura de papel descolorido

quizás alguna hoja

acaricie sus invisibles cicatrices

es tan fácil cortar con todo

es tan difícil cortar con todo

ajena

en un latido eterno de ceniza

su corazón se ausenta

y nada la penetra.


María Germana Matta – en Valdepeñas a 23 de junio de 2011

Página web de Mariana Palova:

7 comentarios:

elvira dijo...

trasmite mucho. me siento afortunada de no estar colgada de una rama.

María dijo...

Hola Elvira, me alegro que te guste. Le he hecho un pequeño cambio, tenía una imagen que no me convencía y la cambie.
Un beso,

Ulisa dijo...

Podría ser un cuadro de Picasso, definitivamente...definitivamente.

Saludos desde Ba As.

Clara Schoenborn dijo...

Excelente María. Es un poema en carne viva, como una pintura sangrante de Dalí. Me encantó.

José Antonio Fernández dijo...

A mí su lectura me ha trasmitido la soledad de esa muchacha, dolorida, pero a la espectativa, com esperando algo desde su altura.
Me encantó.
Un abrazo.

Mixha Zizek dijo...

Me pareció muy intersante este poema. Es como sentirse permanentemente sola y aceptar ese espacio como parte de sí misma. Esta como espectando su alredor y nadie la observa porque ella mira desde un ángulo distinto, así lo interpreté, me gusta mucho, saludos

María dijo...

Gracias a todos por sus comentarios, siempre enriquecen y permiten ver todos los matices.
En este poema hablo de la soledad de una muchacha, desde el punto de vista de la perdida, y aunque, el mundo sigue girando, ella está fuera, desconectada, nada la conmueve, está encerrada en su dolor.
Después de una perdida de amor, antes del duelo, existe un dolor, quice hablar de ese momento del dolor.
Un abrazo