sábado, 6 de agosto de 2011

Mis poemas: A la intemperie


Flor de manita - Tina Modotti

A la intemperie

No sé, qué temblor recorre el epicentro
que calibra mis huesos
ni con qué gestos invocar algún ritual
que me proteja de mi sangre
que circula al revés
he perdido la orbita amarilla
que alimentaba
mi esqueleto con sonrisas
recorro la bahía desconocida
de mi epicentro
donde antiguamente giraba
la constelación de mis planetas
voy vestida con el arrojo
de la mañana
y llevo como único maquillaje
el arcoíris del instinto.

Soy el grito del espejo
invocando la belleza del alba
ato mis cabellos
con el lazo marino
de la intuición
pronuncio las palabras
que vibran en la curva
del laberinto de la noche
para guarecerme del miedo
bebo el brebaje
de algún vino sanador
para despojarme del barro
que emerge de mi cuerpo
y me arroja incesantemente
a la tiniebla.

María Germaná Matta – En Valdepeñas, a 5 de agosto de 2011

6 comentarios:

Graciela dijo...

No sé porqué cada vez me gusta más tu poesía, si es algo de ella o algo que cambia en mi misma, o las dos cosas, un besote amiga

cabezademonte dijo...

es envolvente, casi como una cuerda que oscila en el tiempo, entras y sales en/de ti...Precioso.

José Antonio del Pozo dijo...

...vestida con el arrojo de la mañana...
ese verso me gustó mucho, tu poema me habla de esa lucha interior que todos tenemos, de como se nos entrecruzan a todos corrientes de mares muy distintos, tiene nervio y cuajo poético, y ecos nerudianos.
Mi felicitación.
Saludos blogueros

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Maria: me gustó tu poema.

Sugerenica. ¿Podrías adornar el imicio de las oraciones con una mayúscula? Eso generaría la pausa y el ritmo que tienen los poemas sin puntuación

Un abrazo

José Antonio del Pozo dijo...

Y qué hermoso el verso "como único maquillaje llevo el arcoiris del instinto". Releído el poema, es verdad, hechiza la conmoción y la energía que se despliega dentro de él, esa preciosa y urgente pulsión de vida plena y pura.
De los que merece volver a leerse.
Saludos, María

María dijo...

Gracias a vosotros por leerme con tanto cariño.
Abrazos