jueves, 28 de marzo de 2013

Ly Hoang Ly, poesía vietnamita

Frida Khalo - El círculo


La mujer y la casa vieja
Dedicado a la casa #14

Las sillas finamente talladas están tapizadas con terciopelo raído
Durante años la chimenea ha permanecido helada como
el mármol
El mármol blanco está negro de mugre

La mujer en su túnica blanca está en el suelo con
las piernas cruzadas
En la única silla tapizada con terciopelo todavía en buen estado

La ventana recorta la lluvia cayendo como el cielo nocturno regando líquido amniótico
Se sueltan las barras oxidadas

La mujer en su túnica blanca está en el suelo con
las piernas cruzadas
En la única silla todavía en buen estado

Las paredes manchadas durante años por las lluvias de la noche
Tienen el color amarillo cubierto de musgo mohoso
Llueve a chuzos
Queriendo derramar en la casa vieja penas secretas no expresadas
La mujer en su túnica blanca está en el suelo con
las piernas cruzadas
Penosamente triste y constante

Microbios que se adhieren a cada partícula de polvo
Alerta a la proliferación de musgo mohoso
Debajo de la cama de madera reluciente como espejo
Está la noche del último siglo
Debajo de la cama de madera reluciente como espejo
Las cucarachas mueven ligeramente las antenas y husmean

La mujer en su túnica blanca está en el suelo con
las piernas cruzadas
Manteniendo al niño en sus brazos en una posición firme
y desafiante

Las cucarachas salen en tropel de debajo de la cama
Y empiezan a roer la silla que sigue en buen estado
La mujer en su túnica blanca está en el suelo con
las piernas cruzadas
Secándose los ojos para absorber la noche
Lento y seguido su cuerpo se desintegra
Secándose los ojos y absorbiendo miles de lluvias
La casa vieja está sumergida en lágrimas

Ay ay ay
la casa vieja tiembla y despierta
las cucarachas treparon sobre la túnica que al caer blanqueaba el suelo de ladrillo

La niñita de vestido blanco se baja de la única silla tapizada
de terciopelo
todavía en buen estado
Con sus ojos redondos muy límpidos
Atónita recorre la habitación
Tocando con su mano la chimenea, la ventana, las paredes
y todas las demás
cosas mohosas
Y encontrarla completamente cubierta de bacterias

Su mortal mano pálida
Da vuelta al pomo de la puerta y sale a la noche lluviosa y de tormenta

Llena la puerta de antiguos caracteres caligráficos se cierra tras él
En el mismo momento en que la noche muere de pronto
Y el sol cae sin cesar como gotas de lluvia
Lavándole las manos sucias.

(2001) - Traducción al castellano: Nicolás Suescún


Breve antología de la Poesía vietnamita actual - Selección: Nguyen Bao Chan

Datos biográficos
Ly Hoàng Ly (1975) Poeta y pintora vietnamita. Graduada de la Escuela de Literatura de la ciudad de Ho Chi Minh. Ha recibido varios premios por su poesía, de varios periódicos de la misma ciudad.


Fuente: Festival de Poesía de Medellín 

5 comentarios:

Ana Muela Sopeña dijo...

Un gran poema que muestra cómo en Vietnam se escribe muy buena poesía.

Tiene imágenes impactantes que nos hacen ver claramente el estado de la casa...

Te dejo un abrazo, María
Ana

Carmela dijo...

La verdad es que es impactante, y va calando gota a gota.
Un beso, María

Maria Germaná Matta dijo...

Ana,
Es como entrar de puntitas a la casa y contemplar su deterioro.
Mil gracias por venir.
Abrazos

Maria Germaná Matta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maria Germaná Matta dijo...

Carmela,
Me alegra que te impacte el poema.
Otro beso para ti.