jueves, 1 de diciembre de 2011

Reina María Rodríguez, poesía

Fotografía de Egor Shapovalov


A Cheli
no la toquen
no la saquen de su sueño
es humo blando y material.
si lo traspasas comprenderás que su manera de estar
no nos pertenece.
De Cuando una mujer no duerme

Ellas escriben cartas de amor
escriben hasta que se apague la luz
hasta que se acabe la llamita.
escriben en los baños          en       las oficinas
escondidas de los maestros y de las ratas.
escriben todavía sin descanso
para echar en el fondo de los baúles
cositas muertas              las letras pegadas al papel
la sofisticación de las palabras
que quisieron hacer
alguna travesía nunca exacta.
ellas escriben cartas de amor con preámbulos
papelitos puestos una y otra vez
de manera diferente.
lanzados desde el globo de la astucia
desde el hospital           desde el castillo
donde aparecen los sueños que no pudieron asirse.
con tanto temor como bajar de un pedestal húmedo
sonámbulas ellas escriben
sin otra técnica que un corazón ligeramente
                corrompido
por las feroces garras de los años
por la tinta azul petrificada en las noches de espera
Ellas escriben para convencer a alguien
para convencer a una sola persona
que tal vez no ha venido
o se ha perdido definitivamente
entre la multitud
De En la arena de Padua

Reina María Rodríguez (Cuba, La Habana 1952)



Más poemas en:
http://amediavoz.com/rodriguezReina.htm

1 comentario:

EMMAGUNST dijo...

Qué lindo! Qué tierna es esta poeta! Escribe como susurrando al oído...me gusta!

Un abrazo María