viernes, 12 de septiembre de 2014

Carolina Escobar Sartí - Pero la sangre es roja - poema

Foto de Johana Knauer
Pero la sangre es roja

Si la sangre fuera transparente
sería menos malo
matar.

Ningún rostro llovería sangre
aquel de la corana de espinas.
El cuchillo no delataría al asesino
y el cadáver no parecería muerto
sino sólo dormido.

Si la sangre fuera transparente
la vida empezaría
de otra manera.

Vida y muerte
serían menos
“tema”.

No habría un pañuelo blanco,
haciendo de soplón de virginidades
ni cuatrocientos ochenta meses
para recordarme que soy mujer.

Si la sangre fuera transparente
no habría sangre azul
y la muestra roja toda
olería igual.

Pero la sangre es roja
dulce
vengativa
caliente
escandalosa
y feroz.

No transparente.


Carolina Escobar Sartí

Fuente: Trilogía Poética de la Mujeres en Hispanoamérica - Pícaras, Místicas y Rebeldes - Rebeldes - Selección de Leticia Luna - Ediciones La Cuadrilla de la Langosta 2004 -

3 comentarios:

lunapaula dijo...

Maravilloso poema!!

Carmela dijo...

si fuera...si fuera...pero la sangre es...¡¡ rotunda afirmación para un hermoso poema.

Un beso, María.

Taty Cascada dijo...

Poemazo. ¡Qué decir!, si ella lo ha dicho todo.
Un abrazo.