sábado, 2 de noviembre de 2013

Vivian Lofiego - poemas

*Foto de Carmela

EL CUARTO DE LOS RECUERDOS


Un halo de luz desnudo

el espejo cubierto de polvo

En octubre los jardines están expuestos

a la intemperie que los acecha


Las sonrisas y el té están servidos

en mesas que no ocupo


Las mujeres se alborotan, gallinas locas

los hombres regresaron del trabajo

y van a sus asuntos


Las mujeres tejen, escriben cartas

agitadas libélulas mecánicas


Un hilo de seda recorre los templos

sumergidos


Entré con pies descalzos a casa de mi madre

para ver los rostros que la muerte cubre


Decían Bahía Blanca y silbaban todos los vientos

en un puerto de escarchas


Brotan las hierbas centauras

en las extraviadas venas de los ríos.


(de la red)

NATURALEZA INMÓVIL

I

Un tiempo que hilan las mujeres

antiguo como la sal, la piedra, la serpiente

Tiempo que abre la puerta al teatro oscuro

con su complejo diagrama de muertos y de vivos


Convergiendo los hilos del futuro, del pasado

preparando ansiosas en la noche

la trama del mundo, la vida urdida

calculando el punto

ascendiendo y descendiendo


La experiencia y el sentido

olvidando los tapices


Polvo de las cunas vacías

Extraña verticalidad

hilvan en este tejido de palabras

enumeraciones minuciosas

suerte de confecciones hacia dentro


Cuando el tiempo se detiene


Cuando la aguja detiene su ritmo

y cada sombra toma posesión del cuarto


Concentración religiosa de la pequeña araña

que crea un nudo invisible en su lienzo

hecho de un río de venitas transparentes


Balanceándose como trapecista


Final del principio

Principio del final


                   Las causas coincidiendo

por errantes laberintos.


II


Orfeo en el sueño

me miraste a los ojos

Y caí roída las manos desprovistas


Antes de llegar al último vértice

Me hiciste despertar

a esta muerte de nosotros


III


Era la derrota de un signo, era la puesta en escena

de un crimen. Hamlet se sirvió de una rata para

acabar con la vida de Polonio. El viento frío de diciembre

a orillas del Sena no detenía tu monólogo de oscuridades

Miraba los residuos nublada de llanto. No me pertenecía

otra cosa, más que el dolor, incluso el tuyo que negabas,

se adhería a mi cuerpo como algas a la piedra


Decías estar en paz, ser olvido.

Me detuve en el vuelo inexacto de un cuervo

que miraba indiferente desde un barco.

Biografía
Vivian Lofiego (Buenos Aires, 1964). Publicó en poesía: Obsidianas de la noche (1997); El árbol de Ariel (1999); Flor de letal (1999) y Naturaleza inmóvil (2003). Tradujo a Silvia Baron Supervielle, Bernard Nöel y André Velter. La editorial L'Atelier de brissants publicó en el 2005  su libro Pierre d'infini con prefacio de Bernard Nöel. También, ganó el concurso Julio Cortázar de cuento en España. Actualmente, radica en París y prepara la puesta en escena de su obra Ifigenia deus ex-machina.  

Fuente: Sol Negro
Foto




5 comentarios:

Lumy Quint dijo...

Me han encantado estos poemas. No conocía a la autora, ni su trabajo. son una delicia. Me gustan sus metáforas llenas de imaginación y conocimiento de la vida cotidiana de las mujeres. Un saludo. Muchas gracias por compartir.

Carmela dijo...

Sobre todo, el segundo poema me encanta. Como dice Lumy, sus metáforas son maravillosas. ¿Cuanta poesía tan hermosa existe?, gracias por acercarnos poetas y poemas que escaparían de mi vista, ;-)
Un beso, María

Ana Muela Sopeña dijo...

María:
Bellísimos poemas...No conocía a estar autora y realmente merece la pena leerla...

Besos
Ana

Amanda Budhatt dijo...

Huy, te escribí el comentario y no salió... Buen, te decía que me encantó la poesía de Vivian Lofiego, tiene una delicadeza muy fina y detallada para expresar aquello que le baila en el alma... Te dejo un abrazo y un gusto pasar por este rincón tan nutrido de buenas letras... :)

Maria Germaná Matta dijo...

Lumy, Carmela, Ana, Amanda:

Me alegro que les guste la poesía de Vivian Lofiego, para mi también ha sido un descubrimiento. Y como dicen Lumy y Carmela tiene unas metáforas muy ricas.
Un fuerte abrazo