domingo, 30 de septiembre de 2012

Mis poemas: Signos de un naufragio

* Foto de Cannon Bernáldez


Hay hilos que brotan
de los ojos
son húmedos como un flujo
tímido
y se esconden tras el maquillaje
de sus incertidumbres.

Deshilachados
se deslizan buscando
un corazón
para desvelar sus cicatrices
con palabras mudas
y zurcir sus harapos
de flores amarillas
mirarse
en los labios húmedos del alba
pero la ciudad es un escaparate
amurallado de ofertas
que ralentiza los impulsos.

Blindamos nuestro instinto
con paracetamol y zapatos puntiagudos.

Sin embargo,
deambulamos de aquí para allá
añorando el hechizo salvaje
de un jardín desordenado y tierno
pero cuando el día despelleja nuestros cuerpos
untamos crema protectora
para el alivio de la arruga
en la sonrisa.

Crecemos y nos apiñamos
en ciudades de plástico.

El tiempo despliega
sus alas de murciélago
y emprende su vuelo circular
devorándonos.

Floto desorientada y ámbar
en el líquido amniótico
útero del universo.

Mis poemas: María Germaná Matta
Safe Creative #1209302421240

6 comentarios:

Jerónimo dijo...

Todos flotamos en ese líquido amniótico del universo mientras el tiempo nos devora.Y muchos fenecemos sin darnos cuenta ciudades de plástico.Menos mal que el ojo del poeta nos informa de aquello que el ojo vulgar no ve.

Aunque signos de naufragios,me gustan tus poemas.Amo la poesía.

Un abrazo.

María dijo...

Jerónimo,gracias por sumergirte en el poema flotar en el líquido amniótico del universo y sobrevolar sus rincones.
Un abrazo

Clara Schoenborn dijo...

Tu poema es denso y profundo como esa ciudad de plástico que es roca que golpea y mastica su espejo en la ingenuidad de los fervorosos. Un abrazo María.

María dijo...

Clara, gracias una vez más. Es un poema denso, corresponde con la visión que tengo de las ciudades, llenas de belleza pero al mismo tiempo tan frías, tan distantes, por ende tan deshumanizadas.
Un abrazo

silvia zappia dijo...

aplaudo de pie, maría!

abrazo*

María dijo...

Gracias Silvia.
Otro abrazo para ti.