domingo, 5 de mayo de 2013

Myriam Montoya, Madreselva poema


Sin autor, de la red 

En el día de la madre un poema de Myriam Montoya dedicado a la exuberancia de la selva: Madreselva.

Myriam Montoya, leyendo su poema: Madreselva 
Lectura de poemas en el 10° Festival Internacional de Poesía de Medellín, en el Cerro Nutibara, Teatro Carlos Vieco, en junio de 2000.


Madreselva

La madre era la entraña
floración irrumpiendo la oscuridad
árbol de la sandia y el mortiño
pinzones sapotes aureolas y naranjas
senos manzanas, nalgas victorias
hombros marañones
bajo los pies carnosos tubérculos
todo venía de la madre
la belleza y la melancolía
mezclados en su sombra
el almendro, la selva y el chaman
riscando cadejos de melenas
orquídeas recién nacidas
en las verrugas de los sarros
cuernos vegetales adornados de narcisos, begonias y crisantemos
entre las lianas de sus cabellos
cascadas de tamarindos y guayabas
en las axilas rosas y margaritas
en las inglés violetas
niños enredados en las piernas cañaverales
hormigas, mariposas y pájaros
el panal destilando néctares
entre tus hijos y la serpiente, el renacuajo y la salamandra
peces voladores suspendidos para mirarte
anhelando tu regazo, el tistis, el mono y el perico ligero
las fieras guardando sus garras como oráculos que te protegen
cual alimaña no desea escuchar tu canto
cual bestia, no se apacigua en tu silencio o con tus murmullos
tu desnuda, todos desnudos.



2 comentarios:

Pilar Alberdi dijo...

Precioso. ¡Cuántas imágenes! Un río de evocaciones.
Saludos.

Maria Germaná Matta dijo...

Pilar,
Sí es precioso.
Un abrazo