miércoles, 2 de octubre de 2013

Choi Seung-ho - Los menesterosos - poema

Foto de Alam Syah

LOS MENESTEROSOS

Todavía existen pobres que viven en inhóspitas cavernas.
Cuando la humareda negra se elevaba y llegaban apresurados los bomberos,
observé el llanto de una niña y su abuela
ante su casa convertida en cenizas.

En la metrópoli misma, en Seúl, existen vidas marginadas.
Aunque a su lado se encuentre un hospital de la Cruz Roja,
con su gran cartel que invita a donar sangre,
la sangre de los pobres seguirá siendo pobre;
pero, aún más, en el camino que va de la miseria a la muerte
se incrementa el número de los desechos.

Tal vez nadie se coronará rey de los objetos.
Junto a la aldea de andrajos, se ve una tienda de objetos usados:
verdadera tumba de cosas inútiles,
majestuosa como un espléndido mausoleo real.
Su inscripción debería decir: «Sepulcro del rey de los harapos».

Es el sitio donde sobreviven los miserables
llevando carretillas con los residuos de la actual civilización.
Como enhiesta esfinge
un perro negro que guarda la entrada, agazapado,
se me queda mirando, sin ladrar.


De: Yo que soy nada, lo soy todo - (Edit. Verbum, 2005)

Choi Seung-ho (Corea 1954) 

Nota mía: 
Aunque el motivo principal de este blog es publicar poesía escrita por mujeres, tampoco nació con esa idea, uno sigue sus obsesiones y fueron las mujeres las que han acaparado mi atención por diversos factores uno de ellos es la marginación de la mujer como creadora.
Bueno tampoco quiero escribir discursos, eso se lo dejo a los intelectuales y críticos literarios. En esta ocasión quiero publicar un poema de Choi Seung, (poeta varón – lo aclaro porque la mayoría no sabemos coreano), uno de los temas que más me preocupa es la deshumanización del mundo y su poesía lo refleja con agudeza. Sus imágenes penetran en nuestro interior como gritos inaudibles, nos arrastra ya sea de forma consciente o inconsciente, nos abre los ojos ante esa realidad que no queremos ver.
Llevo tiempo guardado este poema, a menudo lo leo y hoy quiero compartirlo con la gente que tan amablemente me sigue.
 Ha publicado en español: Yo que soy nada, lo soy todo (Edit. Verbum, 2005).

2 comentarios:

Ana Muela Sopeña dijo...

Es un gran poema, María. Gracias por compartirlo.

Besos
Ana

Maria Germaná Matta dijo...

Ana,

Efectivamente, es un poema muy actual, a mí me recuerda a Lima con sus grandes abismos, a pesar del enorme crecimiento económico, los pobres son los grandes olvidados.
Un beso