lunes, 29 de julio de 2013

Mis poemas - Reflexiones sonámbulas

Catrin Welz-Stein - Bandage

Reflexiones sonámbulas

Desconozco la liviandad
de mi ignorancia
su huella
invade mis talones
y me aferra
a la hierba salvaje de la vida

Alucinación de peldaños
y todas sus interrogantes
pero cuando el grito naufraga
una cadena resplandece
en el cuello
acorralado del yo

Debajo de mi almohada
el insomnio
rodando con la mueca de los mil presagios

He de escalar el comienzo
desarticular el alarido de sus muros
cocer los fragmentos de su historia
y escuchar el calambre
del abismo

Me aferro a la caverna del instinto
en sus paredes
grietas, ADN, cicatrices
despierto liviana
en esta realidad de carreteras despeñadas
amanece
y cruzo el charco
que inunda el extremo de mis ojos.

Mis poemas: María Germaná Matta


10 comentarios:

Oriette D'Angelo dijo...

Hermoso poema.

Saludos.

O.

Vera Eikon dijo...

Magnífico final. Siento cercano este poema...Me gusta cuando subes algo tuyo. Bicos, María...

Juan Flores dijo...

muy buen poema, me ha gustado ! Saludos!

Maria Germaná Matta dijo...

Gracias Oriette D'Angelo, por tus palabras.
Otro abrazo para ti.

Maria Germaná Matta dijo...

Vera, siempre es un placer tenerte en mi casa y gracias por tus palabras.
Un beso

Maria Germaná Matta dijo...

Juan, mil gracias.
Un abrazo para ti.

Ana Muela Sopeña dijo...

María, me ha encantado tu poema. Es genial.

Felicitaciones
Un fuerte abrazo
Ana

Maria Germaná Matta dijo...

Gracias Ana, me alegra que te gustara hecho con retazos de alma.
Otro abrazo para ti, muy fuerte

Carmela dijo...

No temer a ese abismo y seguir al instinto...genial!!
Me gusta la manera en que te expresas, el sonido que dejan tus palabras y las ideas que trasmites.
Un beso

Maria Germaná Matta dijo...

Carmela, gracias por tus palabras. El abismo es tantas cosas, lo desconocido, lo que hay detrás de las cosas. A veces para encontrar respuestas hay que explorar todos los abismos.
El instinto, todo el conocimiento acumulado a través de la vida, lo inconsciente y lo consciente, por eso me fío del instinto.
Otro beso para ti.