martes, 4 de diciembre de 2012

Anna Swirszczynska, poesía


Foto de Imogen Cunningham

SU MÁS GRANDE AMOR

Tiene sesenta años. Vive
el amor más grande de su vida.

Camina abrazada con su amor,
el viento le despeina los cabellos.
Su amor le dice:
-Tenés el cabello como perlas.

Sus hijos dicen:
-Vieja loca.

ELLA TIENE MIEDO

Al lado de la mujer
está acostado su hombre.
La mujer tiene miedo
de que él vuelva a matarla.

-¿No vas a volver a matarme?-
pregunta la mujer.
-No te voy a matar- dice el hombre.

Pero ella tiene miedo
de que él vuelva a matarla.

Entonces corre a la ventana y salta al pavimento.
Y ya está a salvo
de bruces sobre el pavimento.
Él ya no volverá a matarla.


UNA MUJER DIALOGA CON SU MUSLO

Sólo gracias a tu belleza
puedo tomar parte
en los rituales del amor.

Éxtasis místicos,
infidelidades excelsas
como un lápiz labial escarlata,
rococó perverso
de oscuridades psicológicas
que cortan el aliento en el pecho,
dulzura de extrañar con el cuerpo,
remolinos de desesperación
que caen hasta el fondo del mundo-
a vos te lo debo.

Con qué dulzura cada día debería
flagelarme con el látigo de agua fría,
ya que sos vos el que me deja
                                       conquistar
la belleza y la sabiduría
que nada puede reemplazar.

Ante mí se abren
en el momento del amor
las almas de mis amantes
y los mantengo en mi poder.

Mirando, como el escultor que
mira su obra,
sus rostros atrancados por los párpados,
atormentados por el éxtasis,
coagulados
de felicidad.
Limpia como un ángel,
los pensamientos en los cráneos,
siento en la palma
los corazones humanos latiendo,
escucho las palabras
que el humano susurra al humano
en los momentos más sinceros de la vida.
Entro en sus almas,
vagabundeo
por el camino del embeleso o del horror
hacia las tierras inauditas
como el fondo de los océanos
después, cargada de tesoros
vuelvo largamente
a mí misma.

Oh, muchas riquezas,
muchas verdades costosas,
más inmensas en el eco metafísico,
muchas iniciaciones
delicadas y estremecedoras
te las debo avos, muslo mío.

La más selecta belleza de mi alma
no me daría ninguno de estos tesoros,
sólo tu claro, liso, encanto
de animalito amoral.

-¿Cómo LA EMBARAZADA DEL BAR LÁCTEO?

La muy jovencita
embarazada
vierte la leche
en los vasos,
ocho horas,
de pie.
Los pies
se le hincharon.

Pero en su corazón vuela
con alitas rosas
el baberito
que compró ayer.

LA ALEGRÍA DE ESTAR SOLA

Me rodearé de silencio
y florecerán en mí voces.
Me cerraré
y habrá más lugar en mí.

Como los pechos libres de corpiño
se me airearán
mis ideas y las ajenas.
Naceré bajo mi propia mirada
estallaré en mí
como una ramificación.
Me alejaré de todo
y todo entrará en mí.
Veré la existencia y su relieve
y la sombra que arroja
ese relieve.

Veré cada verdad,
como recién lavada.
La soledad me dará a mí misma
y al mundo.

Traducción de Bárbara Gill
  
Biografía
Nació en Polonia 1909 – 1984. Poeta y dramaturga. Su mundo poético es muy personal y la temática de su poesía es variada: el amor, la vejez, la enfermedad, la maternidad, el deseo, el erotismo, el rechazo, la añoranza.
Ha publicado: I’m a Woman 1972, I Built a Barricad 1974, As Happy as a Dog’s Tale 1978.

Fuente: Poetas Polacas

3 comentarios:

Carmela dijo...

Extraordinariá poesía la de esta mujer. Dulce y fuerte a la vez, sobre todo muy personal.
Besos, María

Ana Muela Sopeña dijo...

Fabulosos poemas...

Gracias por traerlos.
Besos
Ana

Maria Germaná Matta dijo...

Ana,
Sí es fantástica.
Besos