lunes, 15 de abril de 2013

Mixha Zizek, poesía


Portada del libro


origen I

la luz cayó de lleno a mis ojos
percibí la tierra
maldijeron mi origen
ante mi piel
sólo deshecho

el mundo esfera como una burbuja
separando el animal del hombre

miraba el remolino moviéndose
circunscrito por su naturaleza
semejante al de la tierra
fluctuándome prisionero

al cabo de los años
pude saber que no pertenecía


transfiguración

las rejas se quebraron
cada huella de lo etéreo quedó
sin nada que decir
daba vueltas y la marea me golpeaba en el rostro
circuncidando todos los elementos
y unas manos cogían mis órganos desde adentro
“no lo permitas” me decían
plasmé una boca un círculo en nada
un hoyo me miraba
“nada de nada” decía
sólo nuestros ojos
como vueltos del revés
y puestos del todo en torno al otro
al que parece ser tú

abrí la puerta
otra más y dos más
pequeñas     alargadas
reptaban por mis piernas
invitándome a entrar

“éste el tiempo
que consume el rostro” dijiste
quise correr pero las piernas
cada vez eran más lentas
casi como estacas pegadas
y las manos salían entre mis vértebras
incrustadas como clavos
me dejé llevar
“tú aceptaste” dijiste


de los ojos volteados

un parpadeo
expiar en lo oscuro
insospechado desplazamientos
la vista en reversa
líneas de luces vagan cual gusanos

encontrar el punto exacto
el estallido dentro de ese sueño
que se introduce súbitamente en el pensamiento
como una mirada hacia dentro

un sudor cruza el rostro
el ángel atraviesa los ojos
con la espada
atrapa mi alma sin labios


canción de la pequeña Molly

Tenle vendados los ojos mientras
tú desgarras su carne
El conde de Lautréamont

arco iris de limbos
sostienen el paraíso

Molly en la cúspide
soñaba ser
ojo
cría
niña
bruja
aguja
sola
ola
púrpura rosa
perfecta
rajada enterrada al sol
colgada de garfios
la luna congela su eternidad

secuestrada en mis manos
imploro no reconocerla


réquiem


el olor permanente rompe

placer quebrado que aletea
voraz siniestra intacta

soledad del cuerpo
que no puede volar
alza su voz frente al laberinto

espera ser atrapado


balada del asesino

dime si estás acostumbrado a amar tanto
que temes ser ahorcado por la noche
si te cogieron un brazo y perdiste otro
y aún sonríes

cuéntame si el vino que escapó entre tus labios
al rayar el alba
es parte del maleficio de tu cuerpo

¿estás atrapado recuerdas?

ata tu memoria
transforma el sello
acuchilla todo lo que quieras
pero ya sabes que tienes que morir


De Balada del asesino – Tranvías editores de Cecilia Podesta

Datos de la autora
Mixha Zizek, Lima Perú. Licenciada en Literatura en la Universidad Mayor de San Marcos de Lima, Master Fine & Arts in Creative Writing en la Universidad de Nueva York.
Ha dictado cursos de literatura hispanoamericana, español, talleres de lectura, prensa y educación, talleres literarios y realizó trabajo editorial.
Fue colaboradora de la Organización de estados iberoamericanos (OIE) dictando talleres, prensa y educación a nivel nacional e internacional. Ha trabajado como profesora en NYU. Ha publicado en revistas su trabajo creativo. Próximamente saldrá su libro de relatos.

Tiene una web de relatos:


9 comentarios:

çç dijo...

la voz de mixha me atrapa porque me exige concentración, no precisamente mental sino más bien espiritual, bifurcada. Hace dos años que no leía nada de ella, de cuando empecé a escribir en un blog y leerla asombrado, cerca. Vivimos un tiempo que la naturaleza se ha vuelto demasiado manipulable. En este (d)efecto vital recuerdo las palabras de mixha tomando cuerpo, dilatando ex-tensiones y haciendo rumiar la entraña oscura y blanda de las pupilas, más allá de lo que podía imaginar, ¿tal vez pienso en una “magia cívica?”- tal vez si con ello digo el simulacro dentro del simulacro. El cuchillo dentro del reflejo. También el pétalo emergiendo de un latido. Me emociona encontrar a mixha en batalla de papel”. Y gracias por hacérnosla compartir.

Vera Eikon dijo...

Qué bueno encontrar a Mixha aquí. Se la extraña....Abrazo grande a las dos!

Maria Germaná Matta dijo...

ÇÇ,
Me alegra que hayas disfrutado con la poesía Mixha y que sus versos bifurquen tu espíritu. Ha sido difícil elegir los poemas, todo el libro es bueno.
Para mí, es extraña y a la vez perturbadora la visión de Mixha,sus versos traspasan lo convencional como caer en una pesadilla de la que no puedes salir.
Un abrazo

Maria Germaná Matta dijo...

Vera,
Es cierto se la extraña, todos queremos volver a leer sus relatos.
Un beso

silvia zappia dijo...

qué placer encontrar a Mixha en tu blog!

besos, maría*

Maria Germaná Matta dijo...

Silvia, sí es un placer tenerla aquí.
Besos

http://amandabudhatt.blogspot.com.ar/ dijo...

Hola María, por fin voy entrando a tu mundillo hecho universo de mil estrellas.... Me encantaron los poemas que publicaste, no conocía a la autora... En verdad son bellos en lo simple y el lo profundo... Un abrazo.

Maria Germaná Matta dijo...

Amanda, un placer encontrarte en mi casa. Mixha Zezik tiene una mirada de lo oscuro, muy interesante, cuando tu mente se queda dando vueltas, te estremece. Es una excelente narradora, si tienes tiempo visita su blog.
Un beso

Carmela dijo...

Cuanto tiempo sin leer a Mixha, conocía sus relatos que leía en su blog, y que siempre me dejaban dando vueltas alrededor de sus palabras.
Magia, enredadera, sueños, bosques......son palabras que asocio con ella. Me encanta volver a leerla.
Un beso, María