lunes, 26 de agosto de 2013

Mis poemas: Diálogo extraviado

Foto de Benoit Courti - Fleurs
Diálogo extraviado
entre la madre y la niña

Siento los labios secos
por la incertidumbre
del solsticio de verano,
el torrente sanguíneo
tras el beso trunco
de la niñez
y una madre de nanas secas
corriendo
tras la multiplicación de las manzanas

luego el cimiento
la germinación
el surco impreso
de los rostros
la madre consolidando
la casa
no hay savia
en sus paredes
ni tiempo
para la alquimia
del beso

su casa es un escombro más
la ciudad apuntala
la sumatoria humana
de la inconsciencia
el cuchillo
agujerea el futuro
ronca la voz
del precipicio

la madre sigue la trayectoria
del corazón amurallado
y como muchos pasea
con la venda hipotecada
de la felicidad

la niña duerme
en un colchón
de pétalos fugaces
sonrisas pintadas
en las boquitas de plástico
de sus muñecas
mientras la voz mezquina
de la soledad
adelgaza día a día
su saliva

la niñez es a veces
la máscara
de un corazón indigente
una pata de felpa
cojeando
el aliento de un mundo
a la deriva

la madre limpia
el barro
de sus pasos
luego el vértigo
la adrenalina
al final la caída
no hay vuelta atrás

La niña lleva un arcoíris
de cintas
la ebriedad en la transparencia
de los sueños
intuye que el temblor
de la ceguera
es el primer peldaño
para todos los alientos

la madre tras el céntimo
la imposición paterna
marcando la aceleración
de un reloj lisiado
en el engranaje alterado
de su día a día

la niña aún reclama
la teta de su abrazo
pero la madre
enumera
la letanía blindada
del círculo concéntrico.


Mis poemas: María Germaná Matta

8 comentarios:

Vera Eikon dijo...

Hay algo entre íntimo y comprometido en tus poemas.Imágenes familiares que a la vez inquietan...Abrazo preciosa María!

Olga dijo...

María, Lo he leído una vez y me ha gustado mucho. Tengo q leerlo más veces detenidamente para averiguar todo lo que quieres decir.

Maria Germaná Matta dijo...

Vera, es un poema personal por eso suena íntimo. Hay imágenes que hablan de dolor, a veces la poesía también es liberación.
Otro beso para ti.

Maria Germaná Matta dijo...

Olga, gracias por la lectura y siento que no este claro.
Hablo de una niña que tiene muchos sueños y expectativas; pero a su madre la han educado para el trabajo y sacar adelante a su familia, lamentablemente no tiene tiempo para el afecto. También hay una mirada a los valores de la sociedad contemporánea.
Un abrazo y mil gracias.

Juan Flores dijo...

Muy buen poema! me ha gustado ! saludos!

Ana Muela Sopeña dijo...

Fantástico poema, María.

Siempre es un descubrimiento pasearme por tus letras.

Besos
Ana

Maria Germaná Matta dijo...

Juan, mil gracias.
Un abrazo

Maria Germaná Matta dijo...

Ana,
Gracias a ti por estar presente.
Un abrazo